Home Comercial Canje de Brady a Global
Canje de Brady a Global (2000)

La negociación para el canje de los Bonos Brady y Eurobonos por Bonos Global empezó mucho antes de la suspensión de pagos, como lo prueba el "Proyecto ADAM", proyecto secreto, de mayo de 1999. En julio de ese año ya avanzaba la contratación de Salomon Smith Barney para actuar con exclusividad en el mencionado canje y liquidar las garantías colaterales.

El anuncio de default, en septiembre de 1999, no se justificaba, pues el país tenía recursos y reservas para el pago del cupón de intereses del Bono Par, por US$ 44 millones, que por otra parte estaban garantizados por los colaterales de intereses.

brady_global

Las negociaciones para ese canje fueron manejadas de manera reservada por la "Comisión Negociadora de la Deuda Externa", presidida por Jorge Gallardo Zavala, lo que no permitió el conocimiento integral de las negociaciones, ni siquiera a las autoridades del Ministerio de Finanzas y del BCE, cuyo Directorio tomó conocimiento del canje pocas horas antes de su realización.

No había justificación para el "canje" de los Bonos Brady de Capital –Par y Descuento– por cuanto ya estaban prepagados, garantizados por los colaterales. La Comisión Negociadora perdió la oportunidad de una compra de deuda a precio de mercado secundario que se manejaba, en el año 2000, entre 24 y 32%, según la Agencia Bloomberg.

brady_global2

Las garantías colaterales de los Bonos Brady, por un monto de US$ 728,6 millones fueron rescatadas por Salomon Smith Barney y depositadas en una cuenta en el exterior, no contabilizada en Ecuador.

El Agente de Canje fue Salomon Smith Barney y JPMorgan. Como Agente Fiscal actuó el Citibank.

El canje significó condiciones aún más onerosas para el país pues, además de los altos costos de la operación de canje, los nuevos bonos tendrían tasas de intereses más elevadas y cláusulas abusivas, como la que determina el "Derecho Incondicional de los Tenedores para recibir Capital e Interés al Vencimiento" sanciones de mora que causan incrementos de capital, y las que obligan Ecuador a recomprar anticipadamente parte de dichos bonos en determinados periodos de tiempo.

Es decir, la operación de canje realizada en el año 2000 significó: a) el prepago innecesario de "bonos garantizados", b) entrega de recursos del Presupuesto del Estado ecuatoriano por US$ 161 millones, c) entrega de recursos con la liquidación anticipada y no autorizada expresamente de la garantía colateral por US$ 728,6 millones y d) emisión de nuevos bonos soberanos por US$ 3.900 millones, los cuales tendrán que pagarse a plazos más cortos, a tasas de interés más elevadas y condiciones más exigentes.

Varias ilegalidades fueron determinadas en el canje de Brady a Global:

· El Decreto Ejecutivo aún no se había publicado a la fecha de suscripción de los Bonos Global.

· El "Dictamen de la Procuraduría General del Estado" no analiza los términos de la operación y se allana a la autorización otorgada por el Decreto.

· La Procuraduría no emitió dictamen para el contrato real, denominado INDENTURE, lo que constituía un requisito legal esencial para la realización de la negociación.

· Actuación de Salomon Smith Barney Inc. y JP Morgan en la negociación del 27 de Julio de 2000, sin la autorización formal de Ecuador.

· Delegación de competencia para que el Cónsul de Ecuador en Nueva York proceda a la reestructuración de la Deuda Externa ecuatoriana después de la fecha de la negociación.

· Delegación de competencia exclusiva del Ministro de Finanzas a una "Comisión" para negociar la deuda externa de Ecuador.

· Contratación de Agentes Fiduciario y de Intercambio, sin autorización legal.

· Liquidación de garantías colaterales en forma arbitraria e ilegal.

 

La emisión de Bonos "Global 2030 y 2012" presenta evidencias de ilegalidad y, por ende, lo hacen todas las operaciones complementarias y las operaciones que de ella se deslindan: desde la emisión de Bonos Global 2015 en el año 2005 (tasa de interés de 9,375% al año, colocados bajo el valor de mercado –91,692%–, parte de los cuales se destinan al pago de deudas internas que tenían tasas inferiores al 6% y otros se depositan en una "cuenta especial" en el exterior por casi seis meses) hasta la compra de bonos Global 2012 en mayo de 2006.

Adicionalmente, se contrató el crédito FLAR por US$ 400 millones para financiar la compra de los bonos 2012, no vencidos.

Por todo lo señalado, nada justifica la realización de dichas operaciones.

 
banner1
banner2_new
banner3